Como llegar al laberinto de villapresente

Las redes sociales del Laberinto de Villapresente informan de los horarios de apertura y de las condiciones meteorológicas. Estos son sus links:. Si tenéis cualquier duda, Mónica la encargada del Laberinto de Villapresente , seguro que os la resuelve. Ahora ya solo te queda decidir qué día vas a perderte entre sus pasillos de cipreses y contarme qué te ha parecido. Examinar todas entradas por: Carolina Bayón. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario.


  1. amsterdam en diciembre!
  2. que significa soñar con conocer personas nuevas;
  3. Laberinto de Villapresente.
  4. Vencer al laberinto.
  5. ¿Cuánto cuesta??
  6. El laberinto de Villapresente;

Precio entradas al Laberinto de Villapresente: Los menores de 12 años deben entrar acompañados. Consejos retameros Esta actividad es perfecta para que los adolescentes suelten adrenalina. Lleva agua, sobre todo en verano. Por supuesto gorra y crema solar.

¿Cuánto tiempo se tarda en hacer el recorrido?

Dispone de un aparcamiento gratuito para aproximadamente coches. Estos son sus links: Plano del Laberinto de Villapresente Perdidos entre los laberintos. Actividades , Blog. Una ventana abierta a Reykjavik, Islandia.

Laberinto de Villapresente | El más grande de España | Cantabria | Horarios y visita

Viaje a la Dordoña-Périgord. Una joya cercana en el sur de Francia Parte I. Nosotros ya nos hemos perdido entre sus pasillos, y por supuesto os lo contamos. Hace cuatro años se comenzó a idear el Laberinto, trazando y plantando sobre el terreno mas de cuatro mil arboles, concretamente son Cypreses Leilandi, a pesar de que muchos los confundan con los pinos comunes.

Las pulsaciones se aceleran, comienza la aventura. El pasado domingo decidimos previa reserva visitar esta singular atracción, aprovechamos el buen tiempo al que nos invita Cantabria para llegar hasta la localidad de Villapresente, en Reocín , muy cerca de la preciosa localidad de Santillana del Mar y a tan solo 20 minutos de Santander.

He de decir que fuimos con dos niñas de 6 años y a pesar de que estaban nerviosas se lo pasaron de maravilla, eso sí, la sensación de incertidumbre se palpaba en sus pequeñas caras. Yo también sentí en alguna ocasión una leve sensación de angustia, aunque sólo en una ocasión en la que decidí explorar un camino y casi acabo perdida del resto del grupo.

Si bien es verdad que en el interior no tienes la sensación de andar tanto. Entre risas y despistes va pasando el tiempo mientras nos cruzamos con otros aventureros que intentan buscar el centro del Laberinto. Aprovechamos a beber agua y continuar hacia la salida.

Durante el camino vemos unas señales en el suelo que dan pequeñas pistas que nos indican la zona central , y también pudimos ver algunas señales que nos mostraban las salidas de emergencia que se encuentran en los laterales del laberinto sólo usar en caso de personas que se agobien en exceso. Nos contó uno de los integrantes del personal, que un señor que había estado el día anterior, y que tras tres horas recorriendo el laberinto recurrió a estas salidas, pero posteriormente volvió por la tarde para acabar el recorrido y conseguir la hazaña.

Sin duda es una experiencia divertida, familiar, ideal para ir con amigos , incluso para hacerlos, ya que en muchas ocasiones coincidimos en las diferentes encrucijadas con grupos de gente con la que jugamos a despistarnos los unos a los otros.

El laberinto de Villapresente, el más grande de España

Éste científico francés del Siglo XIX encontró la manera de salir de cualquier laberinto, por muy complicado y grande que fuera. Aunque para aplicar la fórmula hay que tener paciencia, y a veces en éstos sitios se puede perder.

Os doy alguna pauta por si queréis aplicar el algoritmo en Villapresente, Tremaux decía que cuando se llega a un cruce hay que marcarlo de alguna forma para saber que ya hemos estado allí, así si continuamos y llegamos a un lugar sin salida deberemos retroceder hasta la marca. Bueno, es un poco lioso pero lógico, aunque yo os recomiendo perderos para que la diversión sea mayor. Otra opción es poner una mano palpando los setos, de forma que de esta forma nunca volveremos a pasar por el mismo sitio.

A veces éste sistema no funciona dependiendo de la forma del laberinto.